Cómo crear objetivos SMART para tu empresa (con ejemplos)

Definir objetivos de marketing de una manera SMART es una de las tareas que ponen en jaque a los líderes de las empresas, ya que en ocasiones es difícil saber cómo identificarlos. 

Considera que para crear metas que realmente hagan progresar a una compañía, es necesario que contemplen su contexto, de lo contrario se vuelven ineficaces. 

Para que sepas por dónde empezar y cómo mejorar los objetivos que ahora tienes, te presentamos las claves para que tu empresa crezca y perdure de manera estratégica con esta metodología.

¿Qué son los objetivos SMART?

Tal como lo dice el acrónimo, los objetivos SMART son inteligentes (ya que dirigen los esfuerzos estratégicos de una empresa), específicos, medibles, alcanzables, relevantes y a tiempo. Por eso los criterios SMART te ayudan a distinguir los objetivos eficaces de los que no lo son.

Determinan las prioridades para cada equipo, permiten que los resultados de la empresa sean medibles y sirven como una guía para el crecimiento de la empresa. Por esto es crítico definir objetivos o metas con la metodología SMART. 

Puedes utilizar la plantilla gratuita de HubSpot, así será mucho más fácil plantear y establecer objetivos SMART para tu empresa.

Los criterios SMART hacen referencia a las 5 características básicas que cada objetivo debe tener. Te presentamos a continuación algunas preguntas que pueden ayudarte a conseguir objetivos con estas características.

Significado de las siglas de objetivos SMART
  • Specific (específico): ¿qué quieres conseguir en tu área focal?
  • Measurable (medible): ¿qué KPI o indicadores se pueden utilizar para medir su eficiencia?
  • Attainable (alcanzable): ¿es razonable respecto de la situación interna y externa de la empresa?
  • Relevant (relevante): ¿por qué le interesa a tu empresa o a tus clientes?
  • Timely (a tiempo): ¿cuándo se tiene que conseguir esta meta?

¿Para qué sirve la metodología SMART?

Puede haber muchos motivos, a continuación te presentamos algunos de los motivos.

1. Aumentas tu visión empresarial

Cuando sigues una metodología inteligente (SMART) en tu empresa tienes una visión amplia de tu negocio. Todo inicia desde cómo estableces tus objetivos para saber qué es lo que quieres. Cuanta mayor visibilidad tengas de todos los factores, esfuerzos y recursos que requieres, más fácilmente alcanzarás tus metas. 

2. Mejoras tu planeación

Pensar SMART es tener orden para planear, anticipar y verificar los avances. Si aplicas esta metodología tienes mayores posibilidades de establecer un orden en tu negocio, sea en los procesos, los sistemas, las actividades de cada puesto; así podrás operar con una misma visión y lograrás los resultados planteados. Con procesos inteligentes todo fluirá mejor y evitarás riesgos innecesarios en la operación de tu empresa. 

3. Puedes enfocarte en lo más importante

Saber hacia dónde vas es fundamental para determinar qué tienes que hacer, cómo y con qué para llegar hasta ese punto. Con esto puedes enfocar tus acciones justo en lo que necesitas, evitando distracciones o fugas de recursos en aspectos que no ayudarán al cumplimiento de una meta. Te ayudará por igual a establecer prioridades y jerarquizar de lo más importante a lo menos relevante.

4. Tienes mayor control

Otra gran ventaja es la posibilidad de hacer una mejor distribución de tus recursos humanos, físicos y financieros, lo cual te generará ahorro. Con objetivos inteligentes tendrás un mayor control de tus presupuestos. 

5. Optimizas la comunicación

La claridad que te brinda un objetivo SMART favorecerá que comuniques con mayor precisión lo que pretende la empresa o un proyecto en específico. De esta manera, todos los colaboradores o integrantes de tu negocio identificarán la meta y podrás comunicar tu mensaje de forma concreta y directa. Esto ayudará a la cohesión de los equipos y la certidumbre de que cada una de las personas que trabajen por ese objetivo están haciendo su parte.

6. Impulsas la gestión del tiempo

¿Has pensado cuánto tiempo se pierde en un proyecto cuando no tiene una buena planeación? Realmente pueden ser días o meses. Cuando estableces una metodología inteligente delegas las actividades justas en un tiempo específico; es la mejor manera de gestionar los tiempos en tu empresa. 

7. Le das un perfil estratégico a tu empresa

Si te acostumbras a pensar SMART siempre serás estratégico y con esto tu empresa reforzará cada una de sus áreas para trabajar de manera fluida: como verdaderos engranajes integrados. Un negocio con perfil estratégico destaca, se posiciona, crece y se diferencia de sus competidores

8. Agilizas tu fuerza de ventas

Tu equipo de ventas requiere visión, certidumbre y metas palpables para que puedan actuar de forma ágil. Esto se logra con objetivos SMART, así podrán guiarse y orientar sus esfuerzos alineados a tu estrategia comercial.

9. Estableces procesos de mejora continua

Cuando tienes visión amplia de negocio, control de tus recursos, planeación y estrategia, es muy fácil establecer procesos de mejora continua porque tienes indicadores claros de cómo vas, de cuáles son los progresos y sabes si estás logrando los objetivos implementados.

10. Incrementas tu rentabilidad

Ligado a lo anterior, si tu empresa asimila la metodología SMART como parte de su esencia para todas sus actividades y operaciones, seguramente lograrás resultados exitosos e incrementarás la rentabilidad de tu negocio.

Quizá ahora tienes más razones para usar esta metodología, pero todavía tienes algunas dudas como si un objetivo SMART equivale a una meta SMART, te contamos a continuación todos los detalles para aclarar este asunto.

Diferencia entre objetivos SMART y metas SMART

Objetivos y metas a menudo se confunden porque comparten un punto esencial: son elementos que se realizarán (a futuro) para conseguir algo. Sin embargo, son diferentes porque la meta es el sitio al que quieres llegar, la visión que quieres alcanzar; mientras que los objetivos son los pasos para llegar ahí. Las metas son un puerto, los objetivos la brújula que te guía. Entonces, hay que tener claro que los objetivos y las metas sí son diferentes

Las metas son el resultado, una consecuencia de una serie de actividades; los objetivos acompañan cada una de esas actividades, las metas integran a los objetivos. Por su naturaleza las metas pueden ser más generales, amplias y pueden ser a corto, mediano o largo plazo e incluso una meta puede o no cumplirse, pero los objetivos siempre deben llevarse a cabo. 

Hace varios años se tomaba justamente a las metas como algo general y a los objetivos como algo específico. Esto abría espacio a una discordancia de estrategias, ya que se tenía una meta vaga o poco realista, pero objetivos específicos. Por tal, tanto los objetivos como las metas se hicieron SMART.

Esto ayudó a centrarse en una meta por igual medible, alcanzable, realista, relevante y específica (con objetivos SMART) para tener resultados concretos. Si bien una empresa puede tener una gran meta, los objetivos para cada área, integrante o proyecto serán específicos.

Por ejemplo, un negocio puede decir: «Este año generaremos mayor posicionamiento de marca», pero esa visión habrá que hacerla SMART, para decir algo como: «Aumentaremos 10 % el engagement de marca y 20 % la fidelización de clientes en un periodo de enero a abril, para mejorar el posicionamiento de marca».

¿Cómo llega a esto? Por lo menos con la participación de las áreas de marketing, ventas y servicio. Cada una tendrá objetivos SMART alineados a la meta que se quiere lograr, de tal forma que marketing genere estrategia de branding, establezca indicadores; servicio se encargue de la fidelización y ventas aproveche el flujo de tener un mayor posicionamiento de marca.    

Cómo definir objetivos SMART para tu empresa

Analiza cómo puedes establecer tus objetivos inteligentes, de acuerdo con cada una de sus características (específicos, medibles, alcanzables, relevantes y a tiempo).

Cómo definir objetivos empresariales específicos

Cuando tienes como objetivo «aumentar tus ventas», en realidad solo tienes una idea. Cuando dices que «quieres aumentar 200 % tus ventas en 2 años» ya has incluido más detalles, pero aún no hay la especificidad suficiente.

Un ejemplo más específico sería: «Aumentaremos las ventas de los productos estrella (2 o 3 de los productos más vendidos) en un 40 % durante el año entrante, para poder lanzar nuevos productos».

SMART metodología

Un objetivo realmente específico incluye qué quieres lograr, cómo quieres realizarlo y quiénes serán los responsables. Además, define hacia quiénes se dirige tu objetivo, ya que puede ser hacia un público conocido, nuevos mercados o, incluso, hacia tus colaboradores. 

Cómo definir objetivos empresariales medibles

Ningún objetivo se cumple de 0 a 100 % de forma automática. Dado que se trata de un proceso, es necesario que dispongas de los indicadores que te ayudarán a analizar el cumplimiento tras ciertos periodos determinados. 

Lo más sencillo y eficaz es que te bases en porcentajes de avance: si quieres aumentar tu lista de suscriptores de 100 a 100.000, establece puntos intermedios cuando alcances los 500, 1.000 y 50.000, por ejemplo. 

En este caso deberías tener un objetivo más concreto y medible como: «Incrementar a 500 el número de suscriptores en marzo, mediante una campaña en Instagram; con el fin de fortalecer la estrategia de mailing».

Objetivo SMART para alcanzar metas SMART

Lleva la documentación suficiente para que puedas analizar estos avances de manera regular y así modificar tus estrategias si notas que algo está fallando. 

Cómo definir objetivos empresariales alcanzables

Piensa la manera en que tu empresa interactúa con el entorno. Define tus pasos a seguir a partir de los recursos que ya tienes: la cantidad de empleados, el nivel de especialización de tus equipos, la tecnología de la que dispones, entre otros aspectos internos. 

Después estudia cómo se comporta el mercado en relación con tu sector y los competidores más próximos. También examina las tendencias macroeconómicas que influyen en el consumo.

Mantenerte informado acerca de lo que ocurre en tu compañía y a tu alrededor te ayudará a crear objetivos ambiciosos, pero realistas.

Este punto te indica que el «cómo» es adecuado para alcanzar tu objetivo. Por ejemplo, si ya cuentas con políticas y acciones de responsabilidad social, podrías buscar una certificación de empresa responsable. Si no tuvieras esta cultura, entonces tu objetivo sería iniciar con esas medidas. Un ejemplo quedaría así:

«Impulsar 5 acciones de responsabilidad social cada mes, que involucren a los colaboradores a través del Comité de Sustentabilidad de la organización, durante los próximos 6 meses para sumar el número de requisitos que debe cumplir la organización para obtener la certificación de empresa responsable».

Cómo definir un objetivo SMART alcanzable para conseguir metas SMART

Cómo definir objetivos empresariales relevantes

Reconoce qué es un objetivo relevante al pensar de forma creativa en aquellos aspectos que consideras como oportunidades, ya sea el lanzamiento de un producto, el crecimiento de una de tus líneas productivas o cambios organizacionales. 

Después, desarrolla los estudios pertinentes que te permitan saber si realmente esas cuestiones son relevantes o tienes que repensarlas.

Además, es la oportunidad de que te preguntes si estás en la disposición de desarrollar este objetivo. ¿Cuentas con los recursos necesarios? ¿Hay empleados capacitados que puedan llevarlo a buen término? ¿Es el momento idóneo para darle impulso o hay que esperar? Mantén el equilibrio entre la prudencia al utilizar tus recursos y la audacia para emprender nuevos proyectos.

Un objetivo será relevante si además de saber cómo lo harás puedes responderte de forma clara para qué o por qué lo harás. Por ejemplo, «Quiero disminuir la hora de salida de los colaboradores, cuyo horario es hasta las 6 p. m., pero que la mayoría está saliendo hasta las 7 p. m.» Este es un buen objetivo, pero falta la relevancia: lo quiero así para tener colaboradores con mejor calidad de vida como lo marca la cultura de trabajo en la organización y así estén más concentrados en su actividad, contentos y sean más productivos. 

El objetivo SMART quedaría algo así: «Lograr que todos los colaboradores del área operativa terminen sus labores a las 5:00 p. m., optimizando tiempos de trabajo para ganar un 10 % en productividad. Para ello daremos una capacitación sobre optimización del tiempo, en el primer trimestre del año, con la finalidad de incrementar su calidad de vida y aumentar su compromiso con la organización».

Metodología SMART: cómo definir un objetivo relevante

Cómo definir objetivos empresariales a tiempo

Pensar en el tiempo es un sinónimo de focalizar. Cuando estableces objetivos sin un plazo, son únicamente sueños.

Define objetivos temporales de forma general, parcial y diaria: si quieres aumentar la cantidad de empleados de 50 a 80 en 1 año, en 6 meses deberás contar con el 50 % de nuevos empleados capacitados, y cada día deberás realizar 2 entrevistas para cumplir la meta total. 

Metodología SMART: cómo definir un objetivo definido en el tiempo10 ejemplos de objetivos SMART

A continuación, te presentamos unos cuantos ejemplos de objetivos SMART. Esperamos que te ayuden como referencia para que comiences a trabajar tus metas de una forma estratégica, precisa y accionable.

1. Ejemplo de objetivo SMART para aumentar las visitas en un sitio web

Si lo que quieres es incrementar las visitas a tu sitio, puedes redactar un objetivo SMART como el siguiente:

«Aumentar las visitas de nuestro sitio web en un 50 % (de 1.000 a 1.500) en los siguientes 30 días, al duplicar la distribución de contenido, esto con el fin de prepararnos para el lanzamiento de nuestro nuevo producto».

Ejemplo de objetivo SMART sobre sitio web

2. Ejemplo de objetivo SMART para aumentar las ventas

Este tipo de metodología es bastante útil para todas las áreas de una empresa, pero beneficia particularmente al departamento de ventas. Así podrías utilizar un objetivo SMART en ventas:

«Aumentar las ventas en un 20 % (de $200.000 a $240.000) en los próximos 12 meses, ofreciendo nuestros nuevos productos a los clientes existentes».

Ejemplo de objetivo SMART sobre ventas

3. Ejemplo de objetivo SMART para expandir a un equipo de trabajo

Un objetivo SMART puede ayudarte a conseguir múltiples metas. Si lo que quieres es expandir un equipo de trabajo, podrías redactar algo similar a este ejemplo:

«Crecer el equipo de marketing en un 10 % (de 100 a 110 empleados) para finales del primer trimestre del próximo año, al contratar 3 empleados cada 3 meses para completar el equipo de creación de contenido».

Ejemplo de objetivo SMART acerca de un equipo de marketing

4. Ejemplo de objetivo SMART para lograr alianzas estratégicas

Tal vez has buscado conectar con ciertas empresas complementarias a tu servicio o producto y no lo has podido lograr. Para que la próxima vez consigas éxito en esta misión, redacta un objetivo SMART como el que te presentamos a continuación:

«Crear 10 alianzas estratégicas en el próximo bienio por medio de la organización de foros, y así obtener más exposición de marca y mejorar la red de proveedores».

Ejemplo de objetivo SMART para crear alianzas estratégicas

5. Ejemplo de objetivo SMART para incrementar leads calificados

Puedes utilizar la metodología SMART para impulsar tus ventas y también para tus procesos de preventa. Así quedaría un objetivo SMART para ese departamento:

«Aumentar la cantidad de leads calificados de 300 a 3.000 en un periodo de 6 meses con la creación de 5 nuevas ofertas de contenido».

Ejemplo de objetivo SMART para aumentar leads

6. Ejemplo de objetivo SMART para empresa de servicios 

Las empresas de servicios no cuentan con un producto tangible, así que tienen que estar verificando que el servicio brindado sea acorde a lo que esperaba el cliente. Un buen objetivo podría ser: 

«Aumentar la satisfacción del cliente de 60 a 80 en el índice NPS, de enero a abril, mediante el seguimiento de las quejas».

Ejemplo de objetivo SMART para empresa de servicios

7. Ejemplo de objetivo SMART para recursos humanos

Ya sea para las áreas de recursos humanos o para empresas que ayudan con el reclutamiento y selección de personal es importante conducirse con objetivos SMART. Por ejemplo:

«Disminuir la tasa de rotación de personal en un 30 % durante el año que inicia, para disminuir gastos por contratación de personal, a través de definir un mejor perfil de candidatos».

Ejemplo de objetivo SMART para recursos humanos

8. Ejemplo de objetivo SMART para Pymes

Las pequeñas y medianas empresas necesitan objetivos SMART a corto plazo y de acción inmediata para permanecer en un mercado. Por ejemplo: 

«Incrementar los leads calificados de 100 a 500 entre junio y julio, a través de la creación de un blog en el sitio web, para generar más oportunidades de venta».

Ejemplo de objetivo SMART para pymes

9. Ejemplo de objetivo SMART para B2B

Las empresas B2B no llegan al consumidor final, por lo tanto, sus objetivos van centrados en cómo ser más eficientes en su trato con otros negocios. Un buen ejemplo de objetivo SMART podría ser pensando en el soporte técnico para sus clientes.

«Incrementar al doble la atención para empresas VIP al abrir una línea 24/7 de soporte para iniciar en enero del año que entra, para lo cual se necesita contratar dos equipos de atención y capacitarlos durante 4 meses».

Ejemplo de objetivo SMART para empresas b2b

10. Ejemplo de objetivo SMART para un corporativo

Aunque se pudiera pensar que una operación de negocio más compleja podría tener objetivos más amplios, siempre será necesario que establezcan objetivos específicos, aunque de carácter global.

«Abrir 2 sucursales en Sudamérica durante los próximos 6 meses con la finalidad de atender desde ahí a los clientes de la región latinoamericana y generar más oportunidades de negocio en la región».

Ejemplo de objetivo SMART para corporativos

Ahora es tu turno. Nunca es tarde para tomar acción y crear las metas y objetivos inteligentes para tu organización. Esto te ayudará a tener más enfoque, distribuir mejor los recursos y alinear a tu equipo para alcanzar los mismos objetivos.

Cómo HubSpot te ayuda a hacer seguimiento de tus objetivos SMART

El CRM gratuito de HubSpot es una excelente herramienta para que hagas un seguimiento eficiente de tus objetivos SMART que te permita cumplirlos.

Las áreas de marketing, ventas y servicio al cliente suelen manejar diferentes objetivos, específicos y para cumplirse en plazos determinados como un mes, tres meses, por semestre o año. Se manejan estos parámetros sobre todo en aspectos como visitas, número de contactos, conversiones de leads y clientes.

Justo en estos aspectos es en los que la plataforma te ofrece un registro, seguimiento y gestión, así que podrás establecer objetivos SMART con ellos. Sabrás qué hacer, cómo y para qué, ya sea si quieres aumentar tus contactos, los contactos específicos de un formulario, conocer quiénes se han convertido, el aumento de clientes, clientes recurrentes, etc.  

La sección Rendimiento de marketing de tu panel de HubSpot puede personalizarse para monitorear tu progreso mensual en comparación con los objetivos personalizados que has establecido. Si tu equipo de marketing debe alcanzar una determinada cantidad de visitas al sitio web y oportunidades de venta por mes, esta es la forma más sencilla de monitorear tu progreso hacia ese objetivo.

Sin duda este tema es apasionante y útil para las organizaciones: así lograrán tengan objetivos que guíen eficientemente sus acciones.

Escrito por Shelley Pursell @shelleypursell

https://acortar.link/1KWMT8

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.